El sol es fundamental para la vida y proporciona beneficios reales, sin embargo, se debe de tomar con moderación, siendo crucial el uso de protección solar para protegerla de las radiaciones UVB y UVA, ya que pueden causar quemaduras, acelerar el envejecimiento, crear intolerancias y provocar enfermedades pigmentarias como manchas o melasma (paño del embarazo).

Aunque la hiperpigmentación no es dañina, comúnmente se ve como algo antiestético y en algunos casos, puede añadir años a nuestro aspecto. Normalmente las manchas suelen aparecer en el rostro, aunque también se manifiestan repartidas en resto del cuerpo, sobre todo en manos y pecho. El desencadenante principal de todas las formas de esta afección es la exposición al sol. La radiación solar (rayos UVA y UVB) provoca un exceso de melanina en la piel, que se agrupa en diferentes capas, lo que provoca un tono irregular formando parches oscuros o manchas.

¿Qué es la melanina? Se trata del pigmento que da color a la piel, así que cuando acelera su proceso o se desarrolla de forma desigual, puedes acabar con tono irregular, hiperpigmentación (manchas oscuras) o bien una despigmentación (manchas más claras).

Hay que tener en cuenta que, a parte de la exposición solar, hay otros factores condicionantes:

–             Genética, las pieles más claras son siempre más sensibles.

–             Edad, con los años, las células se desorganizan y esto da lugar entre otras cosas, a una pigmentación irregular de la piel. Además, al ralentizarse el proceso de renovación celular, las células hiperpigmentadas se acumulan dando lugar a más manchas.

–             Hormonas: son la principal causa de la aparición de los melasmas, por lo que es más común en mujeres que en hombres. Las zonas más comunes para su aparición son labio superior, mejillas y frente. Yo quizás lo pondría mas así, míratelo y les das alguna vuelta mas.

La clave es la prevención, una buena protección solar es la mejor aliada para mantener la tez libre de problemas de pigmentación.


Tengo manchas en la piel ¿Por qué?


Hiperpigmentación postinflamatoria

Se produce tras la curación de una lesión o traumatismo cutáneo, cuando la piel puede presentar un color distinto al resto de la superficie que la rodea. Afecta a menudo a las personas con tendencia acnéica, piel atópica, piel sometida a tratamientos dermatológicos y piel afectada por quemaduras leves. La hiperpigmentación post-inflamatoria no causa cicatrices e, incluso sin tratamiento, mejorará con el tiempo.

Manchas por la edad o lentigos:

Popularmente se conocen como “pecas grandes”, de color marrón oscuro de entre 1 y 2 cm. Aparecen en las capas superficiales de la piel y con el paso de los años van aumentando de en tamaño y adquiriendo una tonalidad más oscura.

Tienen su origen en quemaduras solares de la infancia y/o adolescencia y en la exposición solar crónica.

Suelen padecerlas las personas de piel clara.

Pecas

Son pequeñas manchas de color marrón claro o rojizo, de pequeño tamaño, cuando la piel entra en contacto con el sol, la melanina se distribuye de manera irregular, creando depósitos algo más densos en puntos concretos, estos puntos son pecas. Pueden salir por todo el cuerpo, aunque mayormente se concentran en el rostro. Habitualmente son genéticas y tienden a notarse más en verano y difuminarse en los meses de invierno o con la edad.

Cloasma o máscara del embarazo

Durante el embarazo, consumo de anticonceptivos o de medicación hormonal, los niveles de hormonas se ven afectados a causa del aumento de producción de estrógenos y progesterona.  Este flujo de hormonas provoca un gran aumento en la síntesis de melanina, lo que causa que aparezcan manchas grises o marrones en la frente, mejillas o en la zona superior del labio, el resultado puede dar una apariencia de máscara. El riesgo de desarrollar estas manchas augmenta significativamente con la exposición al sol.

Esta pigmentación común aparece con severidad, aunque se atenúa o desaparece completamente con el re-equilibrio del nivel hormonal. Una pigmentación residual puede, sin embargo, persistir algunos meses o incluso años.

El melasma aparece habitualmente en el cuarto mes de embarazo, aunque puede producirse también por la medicación que afecta a los niveles de hormonas, como la píldora anticonceptiva.


La clave es la prevención


Protección solar

La medida más significativa que puede adoptar para prevenir la hiperpigmentación es, en primer lugar, es el uso habitual de una foto protección de amplio espectro (SPF50+). Aplicarlo cada mañana, y cada dos horas si la exposición al sol es de forma continuada.

Evitar la exposición directa en las horas de mayor radiación de 12 a 16h.

Tratamiento despigmentante

Si ya han aparecido manchas, aconsejamos el uso de un tratamiento despigmentante, para ayudar a minimizarlas y evitar su empeoramiento. Por lo general, se recomienda aplicar la crema durante la noche para potenciar los resultados y evitar que los rayos de sol actúen sobre el tratamiento de forma negativa. Por ello si optas por aplicar la crema de día y luego salir a la calle, os recomendamos que os apliquéis un protector solar.

Habla con un experto

Recomendamos acudir al dermatólogo el cual diagnosticará cual es el problema y como tratarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20% de descuento en
tu primera compra.

Regístrese para recibir ofertas.
LO QUIERO
Válido solo para nuevos suscriptores
MDC cosmetica ecologica natural ecologico antiedad antienvejecimiento belleza belleza natural compra online comprar cuidado personal facial hidratante hombre mujer personalizado producto productos rejuvenece rejuvenecimiento facial tratamiento expresion firmeza hidrata hidratantes luminosidad no grasa ojos ojeras bolsas patas de gallo eliminar higo chumbo aceite vegetal calmante piel joven nutritiva cuidado colageno acido hialuronico firmeza rosa mosqueta vitaminas E B3 ligera
close-link