RECUPERAR LA PIEL TRAS EL VERANO

piel sol

Llega septiembre, se acaban las vacaciones y nos vamos preparando para la vuelta a la rutina: trabajo, dieta, ejercicio… y también… el cuidado de nuestra piel.

En verano nuestra piel se ve expuesta a diferentes agresiones: el agua del mar y de la piscina, el calor o el sol. El resultado es una deshidratación progresiva que puede llegar a afectar a las capas más profundas de la piel, provocando arrugas, líneas de expresión y otros signos de envejecimiento, como por ejemplo manchas.

Por eso queremos compartir algunos consejos para que cuidéis vuestra piel, devolviéndole la hidratación y la suavidad para que luzca tan radiante como al principio del verano.

Principales cuidados para la piel tras el verano


Exfoliar es el primer paso para mejorar la salud de tu piel, ya que con una exfoliación suave se eliminan las células muertas e impurezas. Así, se logra que la piel tenga una apariencia mucho más saludable con un extra de luminosidad, brillo y tersura, a la vez que queda preparada para recibir todos los tratamientos posteriores. Por tanto, ¡es imprescindible!

La rutina diaria, y la más importante, debe basarse en la hidratación. Es recomendable utilizar un sérum o crema hidratante que contenga ácido hialurónico, ya que tienen propiedades de hidratación en profundidad. Recomendamos como siempre el uso de productos biológicos, ya que la piel los absorbe más fácilmente, están libres de cargas tóxicas y por lo tanto cuidan e hidratan más y mejor. Utilizarlos mañana y noche es imprescindible para una óptima regeneración de la piel del rostro. ¡Además de esta manera prolongarás el bronceado!

No olvides rehidratar el contorno de los ojos. Los tratamientos específicos para esta zona proporcionan una hidratación intensa que estimula la producción de agua dentro de las células, evitando las finas líneas de expresión y las patas de gallo.

Si has sufrido alguna quemadura solar deberás prestar especial atención al cuidado de la piel y seguir aplicando tu tratamiento after-sun.

Además, para rehidratar el cuerpo se recomienda beber mucha agua y aumentar el consumo de frutas y verduras en la dieta. Estos alimentos son muy ricos en agua pero, además, también nos aportan nutrientes muy beneficiosos para nuestra piel, como por ejemplo la vitamina E.

La exposición a los rayos UV tiene consecuencias negativas en la salud de nuestra piel, acelerando la aparición tanto de arrugas como de manchas. Antes de iniciar un tratamiento contra las manchas que hayan aparecido durante el verano, se debe esperar hasta que el bronceado haya desaparecido por completo. Para combatir su presencia en nuestro rostro, nada mejor que apostar por productos despigmentantes que nos ayuden a acabar con ellas y a lucir un rostro mucho más homogéneo y luminoso.

Y recordad, para prevenir la aparición de más manchas la protección solar diaria es fundamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10% de descuento en
tu primera compra.

Regístrese para recibir ofertas.
LO QUIERO
Válido solo para nuevos suscriptores
MDC cosmetica ecologica natural ecologico antiedad antienvejecimiento belleza belleza natural compra online comprar cuidado personal facial hidratante hombre mujer personalizado producto productos rejuvenece rejuvenecimiento facial tratamiento expresion firmeza hidrata hidratantes luminosidad no grasa ojos ojeras bolsas patas de gallo eliminar higo chumbo aceite vegetal calmante piel joven nutritiva cuidado colageno acido hialuronico firmeza rosa mosqueta vitaminas E B3 ligera
close-link